Freebitcoin


Arroba

martes, 1 de enero de 2013

Nacidos para Correr de Christopher McDougall





Inicio mi nuevo año 2013 de lecturas, finalizando esta fantástica historia real. McDougall en esta novela consigue sin lugar a dudas el mejor libro sobre el maravilloso deporte de correr jamás escrito.
A pesar de un comienzo un poco dubitativo y muy complicado de entender y sin dejar claro de que va a tratar la novela, con numerosas disgresiones, creo que debidas más a una nefasta traducción que a la novela en sí ( según he leído en algunos blos sobre esta novela ), la novela empieza a centrarse y poco a poco el caudal de información sorprendente sobre corredores ultramaratonianos y diversos estudios científicos te deja sin aliento y te atrapa sin dejarte descansar.
En paralelo transcurre una hermosa historia sobre una tribu perdida mexicana y sus fugaces apariciones ( siempre exitosas ) en las ultramaratones más duras del mundo ( más de 100Km ), donde vencen con una sonrisa en la boca y sin aparente esfuerzo a entrenados atletas "científicos". Curiosamente el gobierno mexicano trató de ganar maratones olímpicas en los años 30 y nuevamente en el año 68 llevando a los competiciones a miembros de estas tribus, pero fracasaron, porque la carrera era "demasiada corta".
La novela es extremadamente interesante y plantea una pregunta obvia que parece que sólo tiene una respuesta. La raza humana tal cual la conocemos ahora empezó a evolucionar y convertirse en el rey de la creación a partir de su desarrollo cerebral que consiguió a partir de convertirse en un animal onmívoro e incluir en sus dietas proteína animal, esto empezó a ocurrir aproximadamente hace 2 millones de años. La pregunta es ¿cómo pudo cazar y alimentarse de animales si las herramientas de caza no aparecieron hasta hace aproximadamente unos 40,000 años? ¿Como cazaban sin esas herramientas?
La respuesta, aunque no existe una clara evidencia científica todavía, es porque el ser humano se convirtió en el único animal de la creación que es capaz de correr grandes distancias, ningún animal de la creación es capaz de hacer esto, nadie, absolutamente ningún animal existente ganaría a un hombre en una carrera de 100 Kms o más. ( existen competiciones de hombre contra caballo a través de montaña de 50 Kms en las que el hombre ha ganado en más ocasiones que el caballo).
La conclusión es fascinante, somos maquinas perfectas para correr, hemos nacido para correr, correr nos une con nuestra más antigua tradición, con nuestros ancestros cuando perseguían durante horas y horas a antílopes, ciervos, hasta que estos caían extenuados, muertos de cansancio ante la raza que dominaría el mundo.
Luego por supuesto, quizás el tema más controversial de la novela, la polémica sobre correr descalzo o correr con calzado, las lesiones de corredores se han incrementado exponencialmente en los últimos años, con la aparición del calzado deportivo que en teoría amortigua el impacto en la carrera. La conclusión final no es tanto que correr descalzo es mejor que con zapatillas, sino que la técnica de carrera es importante, que cuando se corre descalzo se adopta de manera natural una postura recta de espalda, los codos vuelan hacia atrás ( hagan el experimento, de verdad que se sorprenderá ) y que las zapatillas deportivas te obligan a adoptar una postura "antinatural" que provoca lesiones, simplemente aprende a correr y usa tu cultura, tu tradición, tu subconsciente como el mejor maestro.
No quiero contar más detalles de la novela ( todavía existe mucho más ), si usted es de esas personas que salen a correr y que disfruta haciéndolo no puede pasar ni un minuto más sin leer esta novela, si no es así, tiene ante sí una excelente y amena novela que le hará reflexionar.


 Nos vemos en Twitter: @Malime_2010
Si te interesa conocer mi novela Malime, aquí puedes descargarla

3 comentarios:

Fátima Jiménez dijo...

Vaya, pues me apunto este título. Yo no corro, pero me estoy interesando muchísimo por este ejercicio y me gustaría empezar a practicarlo habitualmente (mi hermano, por ejemplo, se entrena en resistencia y participa en maratones). Así que este libro me viene genial.

Respecto a lo que decías de que el ser humano comenzó a alimentarse de carne antes de que desarrollara herramientas para la caza, no sé si el autor mencionará que los homínidos fueron (o fuimos) carroñeros antes que cazadores. Como la gran mayoría de las teorías científicas, de seguro que ésta también tiene sus detractores, pero es antropología física básica. Lo cual no quita que entre las técnicas de caza posteriormente desarrolladas tal vez se encontrara ésa que menciona, la de correr grandes distancias hasta agotar a la presa.

Un saludo y gracias por la reseña.

Malime dijo...

Hola,

Sin comentar mucho del libro, justo el autor comenta que hay científicos que ponen precisamente en dudo eso de que eran carroñeros, porque la competencia con las hienas, los buitres etc era muy complciada para ellos. Se les haría muy difícil encontrar un animal muerto antes que los buitres ( que se lo acaban en pocas horas ) y si lo hicieran, sería complicado para ellos el conseguir sacar mucha carne de ellos sin que las demás bestias carroñeras se los quitaran.

Pero bueno, no te digo más, mejor lee el libro :-P

Daiana Suárez dijo...

Hace dos años - a mis 15 años- comencé con el atletismo y este año optè por ser maratonista y la verdad que este libro me viene a la perfección! gracias por la publicación del libro ya que nunca hubiese tenido noción del mismo. Un saludo.